Loteria de navidad 2020

gallo Rojo

25 de Noviembre. Manifiesto de Izquierda Unida Pozoblanco

Hoy 25 de noviembre desde Izquierda Unida nos unimos a la condena de la violencia machista, esa violencia que se ejerce contra las mujeres y por extensión contra sus familias fundamentalmente hijos e hijas, no solo la ejercen los hombres sobre las mujeres también la ejerce el estado, la justicia, las administraciones los medios de comunicación y la sociedad en general, unos por acción y otros por dejación.

Es violencia machista, no” otras violencias” es VIOLENCIA MACHISTA un grave problema social que destroza la vida de muchas mujeres, aquí en nuestro pueblo también, un problema profundamente enraizado en toda nuestra estructura social, que necesita de acciones decididas y concretas.

Un problema que ha costado mucho esfuerzo identificar y visibilizar, y sobre el que hasta hace muy poco había consenso, durante años se ha luchado por conseguir espacios de encuentro y de protección, como los centros de información a las mujeres o instrumentos de participación en la vida municipal como los consejos de las mujeres, se aprobaron leyes como la ley de igualdad la ley integral contra la violencia de genero hasta llegar a firmarse el pacto de estado.

Todo el mundo estaba de acuerdo en que había que acorralar a los violentos pero ante una acción siempre viene una reacción, y en estos últimos tiempos la reacción viene de lo más rancio del patriarcado, los negacionistas, y sus cómplices los y las que niegan la realidad, niegan la existencia de la violencia por razón de género o por causa de la  desigualdad, que viene a ser lo mismo,  los que legitiman la violencia o la justifican ya sea abiertamente o de forma velada, o los que mantienen un discurso  de lucha contra la violencia pero no hacen nada.

Desde Izquierda Unida queremos denunciar la dejación de funciones de muchas administraciones como la de nuestro pueblo que perteneciendo a un partido que firmó el pacto de Estado, en la práctica actúa como si esta violencia no existiera, o no fuera con ellos, dejaron de participar en las concentraciones que se hacen antes de los plenos municipales aquí en la puerta del Ayuntamiento, encuentran cualquier excusa para no visibilizarla, ni un simple lazo morado colgando del balcón del ayuntamiento se merece el día 25 de Noviembre, se les niega el centro de la mujer a las asociaciones de mujeres, y se vacía de contenido hasta resultar inútil el consejo de la mujer.

En el pacto de estado se deja claro que es fundamental la prevención a través de la educación ya sea en los centros educativos como en los medios de comunicación, a eso deberían dedicarse los fondos del pacto de estado que llegan al ayuntamiento, a campañas serias de concienciación, y lo que se está haciendo con esos fondos en nuestro Ayuntamiento no merece ni un calificativo.

Desde Izquierda Unida no pedimos respeto, exigimos igualdad, implicación de las administraciones públicas para la visibilización, para la lucha contra la violencia y para la protección de las mujeres.

La violencia machista no es un problema de las mujeres, es un problema para las mujeres que debe resolver toda la sociedad y por eso es vergonzoso que un día como hoy tengan que seguir siendo las asociaciones de mujeres las que se vean en la necesidad de salir a la calle y organizar manifestaciones porque las administraciones en este caso nuestro Ayuntamiento no solamente no organiza, sino que ni colabora ni participa.




Izquierda Unida Pozoblanco se suma a las concentraciones contra los recortes en la sanidad pública

 La próxima convocatoria tendrá lugar el viernes 19 de noviembre a las 11:00 horas a las puertas de Hospital Valle de Los Pedroches de Pozoblanco

Por Juan Aperador García

El viernes 19 de noviembre a las 11:00 horas y a las puertas del Hospital Comarcal, los habitantes de Los Pedroches tienen una cita ineludible para defender la sanidad pública de los brutales recortes a los que viene siendo sometida por el gobierno del Partido Popular y Ciudadanos de la Junta de Andalucía.

           Desde la llegada a San Telmo de Moreno Bonilla y sus políticas de derechas, se ha venido produciendo un desmantelamiento progresivo de la sanidad pública andaluza para beneficiar a las empresas sanitarias dirigidas por sus “amiguetes” del sector privado. Así, cada vez es más frecuente la falta de especialistas en los hospitales andaluces, como viene sucediendo de manera cada vez más alarmante en el Hospital Comarcal de Pozoblanco. A esta falta de especialistas se une la deriva a la sanidad privada de numerosas operaciones y pruebas médicas en forma de conciertos, ante la falta de personal en la sanidad pública por falta de inversión y de recursos.

El modus operandi de la derecha es típico del manual del ultraliberalismo actual: se dejan deteriorar los servicios públicos, en este caso la sanidad, mediante recortes económicos y de personal, bajada de prestaciones, empeoramiento del servicio…, para obligar a los pacientes a acudir a la sanidad privada para solucionar sus problemas de salud.

           Pero no es solo la falta de inversión, sino el maltrato hacia un sector esencial que tiene un déficit acumulado de 15.000 profesionales de todas las categorías. A ello se suman la reciente salida de 8.000 profesionales de la sanidad pública a los que no se les ha renovado su contrato, a pesar de ser evidentemente necesarios en el sistema sanitario público andaluz.

           También estamos viendo como en nuestros centros de salud hay problemas para acceder, pues siguen manteniendo programas y situaciones propios de la pandemia, que ya no tienen cabida y que están generando un gran estrés entre el personal sanitario, que ve como aumentan las agresiones a sanitarios. Todo esto repercute en la salud de los profesionales, pero también en la ciudadanía, que al final tiene que acudir a la atención hospitalaria ante la falta de atención en los centros de salud.

           Además, las listas de las bolsas de trabajo están paralizadas desde 2019 y los contratos los hacen de menos de seis meses. Ello está provocando la fuga de profesionales y no nos podemos permitir que los profesionales que se han formado en nuestra Universidad y en los centros hospitalarios se vayan. Para ello se necesitan contrataciones, pero también buenas condiciones laborales.

           Es por ello que exigimos:

  • Que las citas en centros de salud vuelvan a ser a las 24 horas.
  • Que las consultas con especialistas y las intervenciones quirúrgicas sean atendidas en un tiempo razonable para la salud del paciente.
  • Que se cubran las vacantes de personal.
  • Que se paralicen los despidos.

Por una sanidad pública de calidad.

No permitas que jueguen con tu salud.